UNE EN ISO 6789:2017

Comprendiendo la Norma ISO 6789:2017 - Sector Postventa de Automóviles, Camiones y Autobuses.

(Texto publicado en el Blog de la página web de nuestra representada NORBAR TORQUE TOOLS, por Neill Brodey, Miembro del comité ISO para ISO 6789)

Comprendiendo la nueva ISO 6789 


La edición de 2017 del estándar modifica considerablemente la edición de 2003. Estos artículos de Norbar Torque Tools están especialmente pensados para explicar las diferencias principales, así como el modo, en que el Nuevo Estándar debería interpretarse. Son por tanto, una ayuda para el entendimiento del estándar y no eliminan la necesidad de estudiarlo en sí mismo. Si tiene alguna duda, estaremos encantados de ayudarle, simplemente póngase en contacto con nosotros a través del correo electrónico al final de cada artículo.


Este cuarto artículo de un total de cinco está escrito teniendo en mente principalmente a los usuarios que operan en el Sector del Automóvil en particular y cualquier variante de la industria automotriz y transporte por carretera en general. El quinto artículo versa sobre las implicaciones del cambio para los usuarios de la industria general. El primer artículo sobre esta materia explica los motivos fundamentales para la creación del Nuevo Estándar, así como las razones para que existan sus principales cambios.

Norma ISO 6789:2017 - Sector Postventa de Automóviles, Camiones y Autobuses.

Los siguientes ejemplos representan los distintos tipos de usuario para los que este artículo puede ser de interés.

  • Talleres de neumáticos, servicios de mantenimiento de frenos o talleres en general, donde las herramientas dinamométricas son propiedad de la empresa, o el individuo que lleva a cabo el mantenimiento.
  • Servicios de reparaciones móviles para el montaje de neumáticos o emergencias, enfocados en la oferta de servicios en carretera o en las instalaciones del usuario final del vehículo.
  • Servicios de calibración “móviles” que suministran servicios de reparación, documentación y/o calibración a usuario final.

 

¿Por qué es importante?

 

El grupo de usuarios descrito con anterioridad y seleccionado para la creación de este artículo, representa un porcentaje importante del total de usuarios de herramientas de par controlado. En el mercado actual resulta impensable que exista un taller, por pequeño que sea, que no posea una o mas herramientas dinamométricas. Algunos de los talleres mas pequeños quizás aún confíen en habilidades personales o estimaciones, sin embargo, se tiende a no aceptar dichas prácticas, haciéndose más y más necesario equiparse con las herramientas adecuadas.


Las razones para aplicar el par correcto a una junta atornillada son obvias para muchos. Aplicar el par incorrecto, bien por sobrecarga, o bien por no llegar al valor objetivo pueden, sin lugar a duda, hacer que la junta falle.

 

  • Si la aplicación es, por ejemplo, el montaje de una rueda en un autobús o camión, podría suponer el desprendimiento de dicha rueda a alta velocidad, causando heridas muy serias o incluso la muerte a aquellos que se encuentren en la trayectoria de la rueda, que pesaría un equivalente a 60-70 kg a la velocidad de impacto.

 

  • Si la aplicación es el montaje de la pinza de freno o una junta de suspensión, es muy probable que el fallo se dé bajo carga, quizás durante los momentos en que el vehículo se encuentre tomando una curva o frenando, lo que llevaría a una pérdida de control y por tanto un accidente potencialmente serio.

 

  • En caso de tratarse de un servicio de reparación o mantenimiento en el motor, el resultado de un fallo podría ser simplemente económico, o bien un fallo con pérdida de potencia, o fallo total de motor a alta velocidad o autopista, generando un riesgo alto de accidente.

 

Evaluando el riesgo


En esencia, el propietario de un taller de mantenimiento y el usuario final del vehículo necesitan tener la certeza de que la herramienta aplica el par deseado con una razonable ventana de tolerancia. También deberían estar preocupados por el estado en que se encuentran las herramientas en sí. Una carraca cuyos dientes no engranan bien, deslizando en ocasiones, puede causar heridas al operario y daños en el vehículo del cliente.

 

Hay distintas maneras en que la forma en la que se comportan las herramientas y su condición mecánica pueden ser evaluadas.

 

  • Auto evaluación por parte del propio taller, preferiblemente documentada. Se trata de verificar las lecturas de par a lo largo de la escala de la herramienta. Esto se debe hacer en intervalos de tiempo regulares que se establecen en base a los niveles de uso y cuidado que se les dé a las herramientas. Dispositivos de verificación del par como el TruCheckTM de Norbar podrían ser comprados para realizar dichas mediciones. El estado de la propia herramienta también debería ser evaluado incluyendo mangos erróneos o deslizantes, falta de componentes, y carracas con capacidad de deslizar, así como cuadradillos de salida deformados.

 

  • Laboratorios de calibración móviles. Tienen una labor más sencilla, ya que cuentan con técnicos entrenados que saben cómo calibrar la herramienta y qué observar en cuanto a posibles averías o desgastes. El Nuevo Estándar modifica los documentos a entregar y sus contenidos.

 

  • Servicios de reparación a distancia convencionales. Son normalmente la selección de empresas o clientes de mayor tamaño como parte de un programa de verificación, que rota dentro de cada una de las empresas del cliente. Las herramientas se envían en periodos regulares a laboratorios que las calibran y reparan según la necesidad, y las devuelven con su correspondiente documentación. Esto permite al suministrador del servicio utilizar técnicos especialmente entrenados para la inspección. También se puede permitir tener en stock más recambios y tratar con herramientas de mayor tamaño de una manera mas efectiva.

 

Llevar a cabo una inspección visual en una herramienta de par, verificación de la carraca y registro de las lecturas de acuerdo a ISO 6789-1:2017 lleva en torno a 20 minutos. Desmontar una llave, reemplazar piezas deformadas o desgastadas, lubricar los componentes y llevar a cabo todos los pasos necesarios para certificar la calibración de acuerdo a ISO 6789-2:2017 lleva cerca de 90 minutos. Podemos tomar como ejemplo un precio de la mano de obra de 10€ para la primera opción y 45€ para la segunda. Por supuesto invitamos a los usuarios que inserten sus propios precios y consideren el resultado.

 

¿Qué nivel de verificación necesito?


Como quiera que el propietario de una empresa haya decidido realizar las verificaciones de manera interna o subcontratarlas, la siguiente pregunta es: ¿Qué nivel de verificación se requiere?


Las distintas unidades de negocio dentro de cada empresa tendrán respuestas distintas para esa misma pregunta. Una cosa está clara, si la empresa opera de acuerdo a un Sistema de Calidad que requiere certificados de calibración con trazabilidad, se requerirá un procedimiento de acuerdo a ISO 6789-2:2017. Incluso sin considerar la reparación, en este caso una calibración llevará probablemente en torno a 60 minutos.

 

Si la empresa simplemente requiere un documento que confirme que la herramienta está en buen estado, entonces un certificado de conformidad se podrá generar en aproximadamente 20 minutos utilizando un procedimiento de acuerdo a ISO 6789-1:2017

 

A modo de reconfirmación de lo explicado en artículos anteriores, la única manera de emitir un certificado de calibración de acuerdo a ISO 6789 será seguir los preceptos de la Parte 2. La Parte 1 solo permite la creación de un certificado de conformidad. La medición es la misma pero los requisitos son distintos.

 

Si tiene cualquier consulta estaremos encantados de ayudar. Puede contactar por correo electrónico: 

idqsa@idqsa.net

 

Para saber más:

  IDQ, S.A.  -  PE INBISA I - E 6 

  Avenida del Moncayo s/n  

  E-28703 S.S. REYES (Madrid)

  Tel. (+34) 911 859 190  

  idqsa@idqsa.net

  

 Ir a formulario de contacto: formulario.

Horario comercial en Verano:

De 7.30 a 14.30 h. 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© IDQ, s.a. www.idqsa.net CIF.: A-81843575 PE INBISA I -E 6 Avda. Moncayo s/n 28703 S.S. REYES idqsa@idqsa.net Tel.: 911 859 190 - Fax: 916 519 532 Inscrita en el R. Mercantil de Madrid, tomo 12.635, Libro 0, Folio 43, Sección 8, Hoja M-202101, Inscripción 1.